Comer y beber

Restaurantes

autori/Flickr/kieranlynam/513336695_79b0621443_b Para comer bien en Venecia hay que tener cuidado porque muy a menudo los precios son altos, y no por la calidad de la comida, sino porque puede tratarse de un restaurante de lujo en el centro de la ciudad.
Hay que tener en cuenta que los restaurantes son más caros que una “osteria” o una “trattoria”, que son como mesones o tabernas, mientras que un “bacaro” es un tipo de bar donde se preparan tapas para el aperitivo y algunos platos más consistentes, que se pueden comer en la barra.
autori/Flickr/kieranlynam/533054071_202aeb5bf7_b Para evitar las sorpresas desagradables a la hora de pagar, consideren que la relación calidad precio mejora si nos vamos alejando de Plaza San Marcos.
En los locales más baratos, el precio por una comida de más de un plato y con bebida puede rondar entre los 30 euros por persona, mientras que en los locales de lujo se llega a los 50-70 euros por cabeza.
autori/Flickr/kieranlynam/524649650_bbededcd01_b Muchos restaurantes tienen menú turístico con precio fijo, pero la calidad es peor que la de los platos a la carta. Les aconsejamos que reserven siempre, sobre todo en alta estación.
Recuerden que los venecianos comen bastante pronto, la comida es de 12:00 a 14:30 y la cena de 19:30 a 22:30.
Todos los restaurantes cierran un día a la semana y algunos cierran incluso todo el invierno. De los muchos restaurantes les aconsejamos...

Bares, cafeterías y pastelerías en Venecia

autori/Flickr/rootskontrolla/163579132_402ff310d4_o Es normal encontrar en Venecia los bares llenos de turistas, a cualquier hora del día, que descansan y gustan un buen café. Hay muchos tipos de cafeterías, de las más sencillas, donde van los trabajadores, a las más lujosas, de estilo antiguo, como “Caffè Quadri” y “Caffè Florian” en Plaza San Marcos.
autori/Ignazio/sestriere/Cannareggio/001ItaliaVeneziaCannaregio Si se sientan en una mesa, el precio sube, y todavía más si la mesa está en la terraza. Lo mismo sucede en las pastelerías, en las que podrán encontrar una gran variedad de exquisiteces, pero controlen que tengan el cartel “Antichi Pasticcieri Veneziani”, que garantiza la alta calidad.
Destacamos algunas pastelerías: “Pasticceria Dal Mas”, entre la estación y Rialto, “Pasticceria Vio”, cerca de la Academia, y la lujosa “Harry’s Bar”, en la Giudecca.
autori/Ignazio/monumenti/Mercati_di_Rialto/pesce/004ItaliaVeneziaRialtoPesce El excelente café también se puede degustar en una de las muchas heladerías, los helados son muy buenos, algunas de las mejores heladerías son “Paolin”, en Campo Santo Stefano, “Il Doge”, en Campo Santa Margherita, o “Nico”, en Zattere.
Las cafeterías más famosas son Harry’s Bar, un local histórico donde se ha inventado el “Bellini”, el “bar Colleoni”, en Campo Santi Giovanni e Paolo, el “Caffé”, en Campo Santa Margherita, y otros muchos por toda la ciudad.

La cocina veneciana

ToPublic/sezioni/253_Mangiare_e_bere/017ItaliaVeneziaSanMarco La tradición culinaria veneciana es muy antigua, está vinculada a la historia de la “Serenísima”, el apodo de la antigua República Veneciana, y esto explica que haya sabores orientales que no se suelen encontrar en los platos de otras regiones italianas.

Actualmente, las especialidades venecianas se basan en los productos frescos de la estación: carne, queso, pescado, marisco, polenta de maíz y los diferentes tipos de arroces. El mejor plato es el pescado, que viene del mar Adriático o de los ríos y lagos de la zona, mientras que los mariscos provienen de la laguna o del mar abierto.
Los entremeses típicos llevan gambas, calamares, pulpo, cangrejo de Murano y sardinas de saor (sardinas fritas y en escabeche con cebolla, aceite, pasas y piñones). Los platos más importantes con pescado llevan anguila cocida con vino “Marsala”, bacalao, sepias negras y muchos arroces con pescados, a la “pescatora”, con verduras de la zona, con caracoles o con callos.
ToPublic/sezioni/253_Mangiare_e_bere/018ItaliaVeneziaSanMarco Otras recetas típicas son las sopas, que también son muy variadas, y la polenta, que se acompaña con diferentes tipos de comida, el más típico es el hígado a la veneciana (con cebolla). En cuanto a la carne, algunas exquisiteces son el “carpaccio” cubierto con parmesano y la gallina de guinea con “peverada”.

Los dulces venecianos son famosos porque son deliciosos: galletas, pasteles y dulces como los “bussulai” con canela, los “baicoli”, de forma ovalada, y el “mandolato”, que lleva turrón crujiente con almendras. Hay que probarlo todo.

Los vinos

En cuanto a los vinos, no hay mucho que decir, simplemente que el vino véneto es excelente, tanto el blanco como el tinto, y les aconsejamos que conserven la tradición que existe desde el siglo XIII: ¡La de la sombra! En la edad media, parece ser que los vendedores de vino lo servían en las plazas de la ciudad, y que en la Plaza de San Marcos estaban siempre bajo la sombra de la torre.
Pero conforme iban pasando las horas, para conservar el vino fresco, se veían obligados a cambiar de sitio siguiendo la sombra, y por esto el vino se bebía a la sombra, y este es el motivo por el que hoy en día el vaso de vino, blanco o tinto, que se bebe para el aperitivo, se llama “ombra” [sombra]. Normalmente, la “ombra” se bebe en los llamados “bacari” (vinerías) y se acompaña con tapas, que se llaman “cicchetto”.
La región Véneto es la que produce más vinos con denominación de origen de Italia, los más conocidos son el Soave, el Valpolicella y el Bardolino. Estos dos últimos son los vinos tintos más famosos, se producen entre Verona y el Lago de Garda, y llevan, sobre todo, uva “Corvina”.
Suelen ser vinos suaves y afrutados, y la calidad cambia mucho, dependiendo del tipo de vino, por esto es mejor fiarse de los nombres más conocidos.
También son excelentes los vinos que se producen en Venegazzù y en Maculan, con uvas cabernet sauvignon y merlot. Respecto a los blancos, que son los más frecuentes en Véneto, hay que probar el Bianco di Custoza, de la zona sur del Lago de Garda, el Breganze, que se produce en Maculan, el Gambellara y los vinos de la bodega Venegazzù. Otra especialidad véneta es el “Prosecco”, un espumoso perfecto para el aperitivo o para las comidas.
Se produce en Conegliano y es la base del famoso cóctel Bellini (vino con zumo de melocotón blanco), que se inventó en el célebre Harry’s Bar.
Antes del almuerzo o la cena, regálense uno de los muchos aperitivos típicos hechos con vino o licores amargos, como el Bellini, el Spritz (vino blanco y soda), el Spritz con Bitter (vino blanco, soda y campari) o el crodino, sin alcohol.

Después de la cena, se pueden tomar una típica “grappa” hecha con uvas, bayas de enebro o ciruela, o un “sgroppino”, que es un licor con sorbete de limón, vodka y prosecco.

Para más información póngase en contacto con la oficina de turismo:
Azienda di Promozione Turistica, Tel. +39 041 5298711 - Fax +39 041 5230399 (todos los dias 9:00-19:00)
email: info@turismovenezia.it

¿CONOCES MÁS INFORMACIÓNES SOBRE ESTE DISCUSIÓN?
Se sei in possesso di informazioni aggiornate o utili sull'argomento saremo lieti di poterle pubblicare. Se poi fossi una gioda turistica o volessi comunque collaborare con il nostro sito come informatore o collaboratore non avere dubbi a contattarci: info@venecia.es